El agua, nutriente fundamental

A pesar de que en muchas ocasiones al hablar de nutrientes se nos olvida, el agua es, sin ninguna duda, uno de los más importantes tanto cuantitativa como cualitativamente.

En primer lugar, aproximadamente 2/3 del peso corporal de un adulto están constituidos por agua y es fundamental que esta cantidad se mantenga prácticamente sin variación ya que una bajada del 2% del total ya nos deja ver síntomas adversos que pueden llegar a ser fatales si alcanza el 10%. A esto hay que sumar que el cuerpo no la puede sintetizar en cantidades suficientes y que su capacidad para almacenarla es limitada.

Resultado de imagen de agua corporal

  • Funciones del agua:

El agua está involucrada en numerosas funciones dentro del organismo. Entre las más importantes están:

  • Es el medio donde tienen lugar todas las reacciones químicas del organismo.
  • Participa en el transporte tanto de sustancias nutritivas hacia las diferentes células como de las sustancias de desecho generadas para que sean eliminadas.
  • Actúa como lubricante de articulaciones.
  • Aumenta la turgencia y flexibilidad de los tejidos.
  • Es imprescindible para la termorregulación. Es decir, para que el cuerpo mantenga una temperatura más o menos constante independientemente de que esté expuesto a temperaturas más extremas.
  • Al ser más densa en estado líquido que en sólido permite, entre otras cosas, la vida submarina.

 

Resultado de imagen de agua congelada y peces debajo

  • Fuentes de agua:

El agua la podemos tomar por tres vías fundamentales:

  1. Consumo de líquidos: Preferiblemente agua pero también zumos o leche.
  2. Consumo de sólidos: Hay ciertos alimentos (frutas, verduras, hortalizas…) que contienen una considerable cantidad de agua en su composición.
  3. Procesos metabólicos. Se origina como producto de las reacciones químicas necesarias para la digestión de los nutrientes.

A pesar de todo lo anterior, y como cualquier otro nutriente, el agua hay que tomarla según nuestras necesidades que varían según la edad, el tamaño corporal, la dieta, la temperatura y humedad exterior, la actividad física o situaciones fisiológicas especiales como el embarazo o la lactancia. Por ello, es muy dificil establecer unas recomendaciones generales aunque estas suelen situarse entre el 1,5-2 L/día.

Be the first to comment on "El agua, nutriente fundamental"

Deja un comentario.