¿En qué consiste la dieta proteinada?

Marta Rey

Marta Rey

- Blogger Salud de IMEO
- Blogger especializada en Salud de IMEO

dieta-proteinadaLas dietas proteinadas, están basada en el aumento de la cantidad de proteínas que se ingieren, sin llegar a sobrepasar los niveles aconsejados para cada persona. Debido a que no es una dieta equilibrada, no se deben seguir durante mucho tiempo.

Para luchar contra la obesidad y el sobrepeso, lo fundamental, es atajar el problema de raíz. Si hemos cogido peso, por llevar una alimentación inadecuada y falta de ejercicio, por muy buena que sea la dieta que sigamos, volveremos a recuperar el peso perdido o incluso más, una vez que terminemos la dieta, si volvemos a nuestro ritmo de vida anterior. Por lo tanto, lo que hay que hacer es cambiar el plan alimenticio por completo.

Ahora bien, si nos sobran unos cinco o diez kilos, por ejemplo, que no conseguimos quitarnos, pero normalmente conseguimos mantenernos en un peso estable, las dietas proteinadas, pueden ser una estupenda opción, ya que permiten la pérdida de peso, bastante rápido y si se hacen de la forma correcta, pasando por todas las fases los días recomendados, no suelen tener efecto rebote, con lo que son muy aconsejables en estos casos.

Hay que tener cuidado, porque saludables totalmente, no son… se reducen ciertos alimentos y eso ocasiona déficits en algunos nutrientes por lo que hay que tomar suplementos alimenticios para evitar las carencias. Es por ello, que lo más recomendable es ponerse en manos de un especialista en nutrición, que nos de las pautas a seguir en cada momento, para que la pérdida de peso, no nos cueste la salud.

¿Qué fases tienen las dietas proteinadas?

shutterstock_178187303La primera fase o fase activa total. Se caracteriza por un ayuno riguroso de todos los alimentos que no sean los preparados proteínicos indicados para cada dieta. Estos alimentos, son básicamente batidos de proteínas que se deben combinar con micronutrientes (vitaminas y oligoelementos), que nuestro médico nos recomendará, basados en el estudio previo que nos realizarán para saber el nivel metabólico que tenemos al inicio de la dieta. En esta fase, los batidos proteicos, se combinan únicamente con verduras y la duración dependerá de los kilos que necesitemos perder. Esta fase, es la más complicada de mantener “en sociedad” ya que muchas comidas consisten en barritas proteicas o sobres de batidos, con lo que comer con el resto de la familia es difícil.

Además la realidad es que estamos parcialmente desnutridos y por ello es tan importante el hacerlas bajo control de un especialista para que nos recomiende los suplementos que necesitamos para evitarlo.

En esta fase, debido al fenómeno denominado cetosis, por el que el organismo, ante la ausencia de hidratos de carbono de los que obtener energía, provoca la formación de moléculas de grasa parcialmente metabolizadas que se denominan cuerpos cetónicos. Estos cuerpos cetónicos, reducen la sensación de hambre de la persona y además potencian una sensación de bienestar y vitalidad. Se pueden bajar entre tres y cinco kilos en la primera semana, cuando el sobrepeso es mayor a 15 kilos.

La segunda fase o fase activa mitigada. En esta fase, se sustituyen uno o dos sobres por su equivalente en proteínas animales y poco a poco se van introduciendo distintos grupos de alimentos de la dieta normal de forma muy progresiva. En esta fase, el ritmo de pérdida de peso es menor.

La tercera fase o fase de estabilización es fundamental, ya que es imprescindible para evitar el efecto rebote, que en el caso de estas dietas, cuando se realizan de forma inadecuada, es bastante rápido y grande.

En esta fase, se deben introducir pequeños cambios en la alimentación, como respetar los horarios, reservar los alimentos de alto contenido proteínico para media mañana o la merienda. Además es imprescindible realizar algo de ejercicio físico.

La tercera fase, tiene unas subfases en las que se van introduciendo poco a poco los alimentos en un orden determinado, las frutas, los lácteos, el pan, cereales y las féculas.

Dieta Dukan y Dieta Atkins.

Estas dos dietas, se basan prácticamente en lo mismo, pero como es la persona que la hace la que elige los alimentos que toma, la cantidad, etc., y no hay ningún tipo de supervisión médica, porque se hace todo a través de libro, se corre el riesgo de tomar más proteínas de la cuenta lo que ocasiona problemas renales y además no suele hacerse la fase final, tan imprescindible para evitar el efecto rebote.

En el caso de la dieta proteinada, como vienen las dosis ya preparadas, suele haber algo más de garantías de estar tomando las proteínas en el volumen adecuado.

barritas-de-proteinasPor eso es tan importante, ponerse en manos de un especialista cuando decidimos hacer este tipo de dietas. Nos aseguraremos de no poner en riesgo nuestra salud, y además garantizaremos que no tendremos efecto rebote en que todo nuestro esfuerzo acaba siendo totalmente improductivo y frustrante.

Métodos de dietas proteinadas.

Existen varias dietas proteinadas en el mercado y cada especialista se decanta por una u otra dependiendo de las características del paciente.

Entre ellas, están Lignaform, Pronokal, Ysonut, Therascience, Silken, Bimanán, Herbalife…

En estas dietas, las comidas se sustityen por batidos, galletas, barritas… hay muchas presentaciones, pero lo fundamental es que son preparados proteícos para sustituir o acompañar las comidas.

Hay que tener cuidado con realizarlas bajo control médico, ya que como hemos dicho, no son dietas saludables 100% y hay que realizarlas un tiempo determinado.

Dieta proteinada VS dieta hiperproteica.

Algunas veces se oye hablar como si fueran la misma cosa, y no lo son.

La dieta proteinada, consiste que aumentar el consumo de proteínas pero sin sobrepasar las cantidades de proteína recomendadas para la edad y el peso de cada persona. Los requerimientos de proteínas de una persona normal están en 0,8 y 1,2 gr por cada kilo de peso, por lo que una persona que pese 60kg, tendría que tomar unos 60grs de proteína diaria.

En la dieta hiperproteica se aumenta mucho el aporte de proteínas en detrimento de otros macronutrientes, en niveles muy superiores a los recomendados, (alrededor de 90gr día) produciendo una sobrecarga del organismo, fundamentalmente el funcionamiento renal. Tiene como objetivo, llevar a un estado de saciedad al que la realiza pero sobrecargando los riñones y el hígado de forma muy poco recomendable.

En resumen, las dietas proteinadas son efectivas y muy útiles, dependiendo de la cantidad de kilos que se necesiten perder, y de los hábitos de vida que tenga la persona que se va a someter a este tipo de dietas, pero es muy importante, hacerlas bajo supervisión de un nutricionista para que nuestro organismo no se resienta, y para que todo nuestro esfuerzo no se vea tirado por la borda si aparece el efecto rebote.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

7.838 Visualizaciones desde Febrero 2018. -

About the Author

Marta Rey
- Blogger especializada en Salud de IMEO

Be the first to comment on "¿En qué consiste la dieta proteinada?"

Deja un comentario.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es