Métodos peligrosos para adelgazar

Marta Rey

Marta Rey

- Blogger Salud de IMEO
- Blogger especializada en Salud de IMEO

Debemos tener mucho cuidado con la dieta que elegimos para perder peso, y los suplementos o pastillas para adelgazar que tomamos ya que existen métodos peligrosos para adelgazar que pueden hacernos engordar incluso más o peor aún, poner en riesgo nuestra salud.

Es peligroso elegir una dieta poco saludable pero tomar alguna pastilla o suplemento nutricional incorrecto es mucho más peligroso ya que en muchas ocasiones, se toman sin prescripción médica, no existe un control real sanitario real sobre el producto que estamos ingiriendo, y puede tener consecuencias nefastas para nuestra salud o producir incluso la muerte.

Métodos para perder peso poco recomendables

Diuréticos

Como ya indicamos el otro día, no tienen ningún efecto sobre la grasa subcutánea y sólo hacen que se pierda líquido. Esto puede ser bueno en casos muy específicos en que se ha tenido una retención de líquidos como consecuencia de alguna dolencia renal casi siempre y que requiera una ayuda para poder ayudar a los riñones a filtrar más contenido de agua de nuestro cuerpo, pero en condiciones normales, ninguna persona necesita tomar diuréticos.

No son verdaderamente útiles ya que el agua que se pierda con ellos, se volverá a recuperar en cuanto bebamos agua con lo que no sirven realmente para nada.

Además se eliminan sales minerales (magnesio y potasio)  y electrolitos junto con el agua  que expulsamos que pueden llevar al organismo a una situación de no retorno y pueden producirnos la muerte.

Quitando las enfermedades que requieran su utilización, en condiciones normales de salud es cierto que hay ocasiones en que pueden resultar útiles,  como en fases menstruales de la mujer en que se retienen más líquidos y pueden producir hinchazón de piernas y molestias abdominales, pero en condiciones normales no son a penas de utilidad.

Laxantes

Utilizar los laxantes para perder peso, es bastante peligroso también. Los laxantes, lo único que producen son una pérdida de fluidos que pueden producir  períodos de rebote en que hay una retención de líquidos severa como medida de defensa de nuestro organismo que suele conllevar a volverlos a utilizar para perder peso y así entrar en un círculo vicioso muy perjudicial para la salud.

El uso períodico de laxantes sin prescripción médica y como único objetivo de “perder peso” produce hinchazón, espasmos y calambres producidos por la deshidratación y pérdida de electrolitos que pueden incluso producir arritmias cardíacas, pulso irregular y ataques cardíacos que pueden acabar con la muerte de la paciente.

Anfetaminas

Se utilizan principalmente porque tienen un efecto anorexígeno muy potente que quita totalmente el apetito, pero que está unida irremediablemente a una fase contraria en la que se padece un hambre desaforada… que se acaba con otra pastilla… y así un círculo vicioso de muy difícil salida. Además no tienen ningún efecto lipolítico con lo que no ayudan en absoluto a perder peso. Además en contraprestación, pueden producir una adicción muy potente que hace muy difícil después dejarlas causando complicaciones neurológicas, psicológicas y cardiovasculares.

Hormonas

Existen en el mercado preparados hormonales que se crearon como remedios para la obesidad, pero realmente ningún estudio ha desvelado que realmente sean un método eficaz.

Existen  compuestos formados por  hormonas tiroideas . Ojo, no hablamos de la terapia hormonal sustitutiva que se debe tomar en caso de mal funcionamiento de la glándula tiroides.

Pues bien, este tipo de compuestos, pueden producir alteraciones en la glándula tiroides que pueden acabar siendo crónicas y causarnos así una enfermedad de por vida.

Hormona del embarazo. Existe una peligrosa dieta que combina una restricción muy importante de calorías pudiendo ingerir al día tan solo 500 calorías que además conlleva la inyección de hormona gonadotropina coriónica humana conocida como la hormona del embarazo que el cuerpo produce cuando el óvulo ya fecundado se adhiere a la pared uterina una vez producida la fecundación.

Supuestamente esta dieta la pueden hacer tanto hombres como mujeres y promete y una bajada de peso de hasta tres kilos por semana, pero además localizando la pérdida de peso en los muslos, vientre y caderas, es muy pero que muy peligrosa.

DNP

Es un medicamento que se compra por internet y que en  2013 ya se hizo famoso por producir varias muertes en todo el mundo.

Se trata de 2,4-dinitrofenol que es un potente químico que se consideraba un medicamento para perder peso ya que acelera el metabolismo de las grasas pero es bastante tóxico para el ser humano.  El problema fundamental está en la cantidad en que se toma ya que los efectos por sobredosis pueden producir la muerte. En los foros donde se venden, ya hacen referencia a sus peligrosos efectos. También es utilizada por los culturistas ya que promete aumentar la masa muscular, pero sobre todo los adolescentes son los que más mueren en el mudo debido a esta peligrosa droga.

¿Cómo es posible que algunas personas pongan en riesgo su vida para adelgazar?

Si quieres adelgazar y no lo consigues, ponte en manos de un experto que te ayudará a saber cuál es tu problema para darte la solución más adecuada para tí.

En el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, contamos con múltiples tratamientos para perder peso sin cirugía en que el paciente cuenta con un equipo de nutricionistas que diseñarán un plan a su medida para que pierda peso de forma saludable y eficiente. Pide información sin compromiso en el 91 737 70 70, escribiendo a consultas@imeo.com o en nuestra web www.imeoobesidad.com .

1.754 Visualizaciones desde Febrero 2018. -

About the Author

Marta Rey
- Blogger especializada en Salud de IMEO

Be the first to comment on "Métodos peligrosos para adelgazar"

Deja un comentario.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es