SINDROME POSTVACACIONAL; ¿EXISTE? MITOS Y REALIDAD

postvacacional2postvacacional2
Compártelo en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
a90a3e48825e25c5e1fe24a1c1652c3e?s=64&d=mm&r=g SINDROME POSTVACACIONAL; ¿EXISTE? MITOS Y REALIDAD

María González

a90a3e48825e25c5e1fe24a1c1652c3e?s=64&d=mm&r=g SINDROME POSTVACACIONAL; ¿EXISTE? MITOS Y REALIDAD

Ultimos post deMaría González (ver todo)

El síndrome postvacacional es una entidad a la que se le está dando cada vez una mayor importancia, aunque no está aceptada como enfermedad en las principales clasificaciones internacionales. Hace unos años, prácticamente era desconocida su existencia, lo cual no quiere decir que hubiera personas que lo estuvieran padeciendo.No existe consenso en la sociedad científica sobre la definición exacta o la existencia real de este “síndrome postvacacional”, pero se considera que es producto de que en gran parte de nuestro entorno el trabajo se tiene por una actividad negativa, obligada y sacrificada; en las sociedades en que se considera el trabajo como algo creativo, con sentido por sí mismo y digno para el ser humano, el estrés postvacacional prácticamente no existe.Sindrome-Postvacacional-Estres-Trabajo-Depresion-Rutina-Fatiga-300x198 SINDROME POSTVACACIONAL; ¿EXISTE? MITOS Y REALIDAD

Se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años. También estos síntomas pueden aparecer en niños ocasionados por la vuelta al colegio, después de las largas vacaciones de verano, aunque en ellos es menos frecuente sobre todo si el niño se encuentra a gusto en el colegio.

En algunos casos, la presión de la vuelta al trabajo llega a ocasionar verdaderos cuadros de estrés agudo con todas las manifestaciones emocionales, del comportamiento y físicas que lo caracterizan: malestar, ansiedad, depresión, disminución del rendimiento, palpitaciones, sudoración, aumento de las frecuencias respiratoria y cardíaca, temblores, cambios de humor, etc. Estos signos y síntomas de estrés los manifiestan con mayor frecuencia las mujeres, probablemente por desarrollar actividades en un entorno socio-familiar de mayor presión.

Si estos cambios adaptativos se perpetúan más allá de unos días, puede aparecer un verdadero síndrome de ansiedad generalizada o un estrés crónico que manifestará una clínica específica y que puede requerir tratamiento específico, si se llega a esta situación lo mejor es consultar con un especialista.

 Durante las vacaciones, desaparece el ritmo de trabajo, mientras que los periodos de descanso se prolongan a lo largo del día. El descanso al mediodía adquiere una mayor importancia, favorecida muchas veces por una actividad nocturna intensa. La hora de acostarse se retrasa, con lo cual lo mismo ocurre con la de levantarse. Esto unido a una ausencia casi completa de rutina, con un desorden total de nuestros hábitos, incluidos las comidas, da lugar a que nuestro biorritmo se vea profundamente afectado, si es que llega a existir. La vuelta a la vida ordinaria puede suponer un cambio brusco para el organismo.

¿QUE PODEMOS HACER?:

En este sentido el mejor remedio para evitar su aparición es la prevención. A medida que se acerca el fin de las vacaciones, una vuelta progresiva, aunque no sea completa, a la rutina habitual puede favorecer que ese cambio no resulte dramático ni catastrófico.

Evitar una motivación personal excesivamente centrada en las vacaciones.Desear las vacaciones durante una mitad del año y lamentarse de que se hayan acabado durante la otra mitad nos genera malestar ,al proyectarnos en el futuro o en el pasado sin vivir el momento presente. Para ello, es conveniente mantener determinadas aficiones,puede haber aficiones que se hayan iniciado durante las vacaciones, que sea recomendable mantener a lo largo del año.trabajofelizc-300x182 SINDROME POSTVACACIONAL; ¿EXISTE? MITOS Y REALIDAD

Focalizarse en los aspectos positivos del trabajo, siempre existen, detectarlos y potenciarlos nos ayudará en nuestro día a día. También es un buen momento para detectar lo que deseas cambiar y corregirlo tanto en el ámbito laboral como personal, al haber pasado unos días fuera de la cotidianidad podemos detectar más rápido lo que no funciona e intentar modificarlo

Buscar el bienestar y la alegría en los pequeños detalles de tu vida. Todo tiene sus aspectos positivos pero hay que saber cómo detectarlos y trabajar sobre ellos para conseguir la realización personal y alejar a la frustración.

1.862 Visualizaciones desde Febrero 2018. -

Be the first to comment on "SINDROME POSTVACACIONAL; ¿EXISTE? MITOS Y REALIDAD"

Deja un comentario.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

contacto con imeoobesidad.com