espermaUn estilo de vida saludable con hábitos correctos como una alimentación equilibrada, normopeso y control del estrés y de la ansiedad pueden contribuir a tener un esperma de calidad. Por el contrario, una mala alimentación puede relacionarse con problemas de fertilidad masculina. Así lo aseguran los expertos que recomiendan una correcta nutrición, que incluya todos los grupos de alimentos, haciendo especial hincapié en la importancia de ciertos nutrientes que influyen en la calidad del semen masculino.

Investigadores españoles han concluido que la calidad del esperma se ve directamente influida por los antioxidantes de la dieta, que se encuentran fundamentalmente en frutas y verduras, dado que son moléculas capaces de retardar y/o prevenir la oxidación. Un estudio realizado con 61 varones en dos centros de infertilidad, de los cuales 30 tenían problemas reproductivos, concluyó que “una baja ingesta de antioxidantes se asocia con una baja capacidad reproductora del semen”. La principal evidencia del estudio fue que los varones que consumían cantidades elevadas de carne y productos lácteos enteros en su dieta habitual presentaban menor calidad seminal que aquellos que, por el contrario, tomaban más fruta y verdura y consumían los lácteos desnatados.
Considerando los datos y recomendaciones de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva sabemos que un 83% de los hombres infértiles consumen escasas cantidades de fruta y verdura. Además, sería indispensable incluir en su dieta cantidades adecuadas de los siguientes nutrientes para mejorar la calidad y cantidad de espermatozoides del semen:
 

  • Ácidos grasos omega 3 y omega 6 de las nueces o del pescado azul, que contribuyen a la maduración de los espermatozoides.
  • Ácido fólico, su déficit también afecta al número y movilidad de los espermatozoides. Es abundante en verduras de hoja verde, legumbres y cereales integrales.shutterstock_76317430
  • Zinc, esencial durante el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales y posteriormente, también para la movilidad del esperma. Lo encontramos en alimentos de origen animal como marisco, pescado, huevo y lácteos o también en frutos secos y legumbres.
  • Vitamina C, por su marcado carácter antioxidante. Presente en frutas como arándanos, naranjas, mandarinas o kiwis y también en muchas verduras.
  • Selenio, por su contribución en la producción de testosterona, mejora la movilidad de los espermatozoides y en ocasiones también la cantidad. Se encuentra en cereales integrales y frutos secos.
  • Vitamina E, también con marcado carácter antioxidante. Abundante en el aceite de oliva virgen extra y en frutos secos.
  • Vitamina A, y su precursor el B-caroteno, participan en la síntesis de esteroides que son la base de las hormonas sexuales. Presente fundamentalmente en lácteos y huevos y en verduras de hoja verde.

Por último debemos destacar que la calidad de las grasas que consumimos en nuestra dieta también influye directamente en la calidad del semen. Los hombres que consumen más grasas saturadas y trans pueden llegar a producir hasta un 35% menos de esperma que aquellos que incluyen grasas poliinsaturadas y omega 3 en su dieta.
 

familia

 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad

 72 total views,  1 views today