vitaminaDRecientes estudios han demostrado una relación que indica que la falta de vitamina D puede provocar aumento de peso.
Debido al creciente número de enfermedades de la piel producidas por las radiaciones solares, y los mensajes de los dermatólogos y los fabricantes de protectores solares sobre lo nocivo que son las radiaciones ultravioleta, se ha generado un miedo al sol.
Debido a ello, hay personas que padecen una deficiencia de vitamina D que recientemente se ha descubierto que podría dificultar el control del peso corporal, favoreciendo por tanto el sobrepeso.
La vitamina D no es exactamente una vitamina, sino una hormona esteroidea neurorguladora que influencia en el 10 % de todos los genes del cuerpo, por lo que su déficit afecta en multitud de enfermedades.

La vitamina D es muy importante en el organismo, ya que es la responsable de la absorción del calcio y el fósforo para mineralizar el esqueleto entre otras cosas. La vitamina D es muy importante también para el adecuado funcionamiento y desarrollo de los músculos y los nervios. Por lo tanto es imprescindible para prevenir enfermedades óseas, musculares y neurodegenerativas.
Además, un reciente estudio realizado en el Tufts-New England Medical Center ha indicado que niveles bajos de vitamina D se asocian al aumento de la grasa corporal y predisposición a la diabetes.

Según este estudio, las personas con déficit en vitamina D tienen tendencia a acumular grasa alrededor del abdomen y a un aumento más rápido de peso.
¿Cómo podemos tomar la vitamina D?
La vitamina D es una provitamina liposoluble (que se disuelve en las grasas) y se puede conseguir de dos maneras.
Tomando alimentos ricos en vitamina D como son la leche, mantequilla, quesos, los huevos, cereales integrales, pescado graso (atún, salmón y caballa), setas  y las ostras.

Mediante la transformación de la provitamina D del colesterol en vitamina D gracias a la exposición a los rayos solares.
Hay que tener en cuenta que los protectores solares por encima del factor 8 y la ropa impiden la síntesis de vitamina D de forma eficiente, por lo que hay que tenerlo en cuenta.
¿Cuánta vitamina D hay que tomar?
Las autoridades sanitarias de la Unión Europea y Estados Unidos, han establecido unos niveles de ingesta adecuados entre los 400 y 400 UI al día lo que supone unos 10 ó 20 microgramos.
vitamina-D-tomar-solPara favorecer la transformación del colesterol en vitamina D hay que procurar una exposición solar segura y regular. Bastaría con 10 minutos tres o cuatro días a la semana, pero sin protector solar, o con uno que sea de un índice de protección menor a 8 como comentábamos antes.
La verdad es que ahora en verano, es fácil tomar la dosis recomendable de sol al día, pero hay que tenerlo en cuenta incluso en invierno, y procurar que nos dé un poco el sol.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad