BarbacoaPara aligerar un poco la ingesta de calorías que hacemos cuando asistimos a una barbacoa, os vamos a dar unas recomendaciones de guarniciones light para barbacoas.
¿Qué guarniciones podemos usar como acompañamiento en las barbacoas para hacerlas más saludables?
Las reuniones con amigos en Verano, se realizan de manera muy habitual celebrando una barbacoa en casa de alguien.
Normalmente, el plato principal de una barbacoa, es la carne a la brasa. Generalmente se eligen piezas con grasa que al cocinarlas a la brasa se mantienen jugosas. Embutidos, hamburguesas, chuletas costillas, panceta, bacon, alitas de pollo… aunque también se puede hacer con pescado como por ejemplo langostinos o sardinas…
Son generalmente alimentos muy ricos en grasa y a veces, de difícil digestión.
El denominador común de los alimentos más elegidos para hacer una barbacoa es mucho colesterol, grasas saturadas y demasiada sal.
Para compensar y para facilitar la digestión de los mismos, podemos acompañar la barbacoa con guarniciones saludables que nos ayuden a saciar nuestro apetito para ingerir menos grasas y a que la digestión sea más ligera.
Vegetales:
barbacoa-vegetal Se puede aprovechar para hacer una tanda de vegetales también a la barbacoa, como por ejemplo zanahorias, cebolletas, pimiento verde, setas… son una muy buena opción para acompañar a las carnes.
También podemos preparar unas verduras para consumir crudas (como las crutités), para mojar en alguna salsa como vinagreta, salsa rosa, hummus…
Y también la socorrida y deliciosa ensalada con lechuga, tomate y cebolla como base a la que se le puede añadir cualquier cosa.
Las verduras y hortalizas crudas, son ricas en enzimas que no sólo mejoran las digestiones, sino que además ayudan a la destrucción de microbios patógenos en el intestino.
Las verduras verdes como espinacas, escarola, endivias o berros, son una alternativa a la lechuga de la ensalada que además de ayudar a la digestión contienen vitaminas y compuestos que ayudan a la función hepática que tras una ingesta grande de alimentos ricos en grasa, se encuentra trabajando al 100%.
cruditesVegetales fermentados:
En los países de Centroeuropa existe la costumbre de acopañar los platos de carne con col fermentada (Chucrut) que ayuda a la digestión de las grasas.
El proceso físico químico de la fermentación hace que se sinteticen encimas digestivas similares a las de nuestro estómago que son necesarias para la digestión de las proteínas y las grasas.
Se puede preparar de forma casera, teniendo en cuenta que hay que hacerlo con unos días de antelación para que se fermenten los vegetales o comprarlos ya fermentados.
Frutas tropicales:
Son un postre ideal para compensar tanto en lo nutritivo como en lo digestivo al resto del menú.
Podemos tomar unas brochetas de fruta de temporada, o bien una macedonia.
Las frutas como la papaya o la piña, son muy interesantes ya que contienen bromelina y papaína que se denominan enzimas proteolíticas porque ayudan a la digestión de las proteínas, con lo que un sorbete o granizado de piña y papaya sería el postre ideal tras una barbacoa.zumo-piña-papaya
 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

 50 total views,  1 views today