El método POSE consiste en un tratamiento de reducción de estómago donde no hay incisiones, ni cirugía, y está indicado especialmente para personas que tienen obesidad mórbida o grave, estas son las que tienen un índice de masa corporal -IMC- que va entre los 30 y 40.

Antes del método POSE hay unos procesos que se deben desarrollar, por ejemplo, el preoperatorio, 8 horas antes de la hora prevista a la intervención no se deben ingerir sólidos o líquidos. Será el Servicio de Gastroenterología quién te dirá cuándo puedes comenzar con la ingesta líquida.

Después del método POSE, que es el postoperatorio, y precisamente a 10 días luego de la intervención, se debe mantener una dieta líquida por 10 días luego del procedimiento, de forma que puedas conseguir una correcta cicatrización en el estómago.

Hay una serie de bases que debes seguir. En primer lugar, no debes mezclar alimentos sólidos o líquidos. Se recomienda que no bebas durante las comidas, puedes beber después de las comidas -una hora, precisamente-, o antes, -en un período de 30 minutos-. Se deben realizar comidas en cantidades pequeñas y de forma frecuente, donde debes tener 5-6 tomas al día masticando correctamente los alimentos.

Te debes evitar tumbar después de las comidas, además de evitar los alimentos flatulentos, las bebidas con gas y azucaradas -como los zumos, refrescos- o el alcohol, y tienes que dejar de comer antes de encontrarte saciado.

Método POSE para adelgazar

El método POSE, basado en el uso de un conjunto de estrategias que favorecen la reducción de peso, es una de las formas más ideales para adelgazar sin recurrir a métodos como cirugía o incisiones.

Dieta después del Método POSE: ¿qué comer?

La primera semana de la dieta post método POSE hay ciertas cosas que puedes tomar, tales como caldos desgrasados, caldos de verduras, zumos de frutas sin azúcares añadidos, yogures líquidos desnatados, leche desnatada y agua.

En el caso de la cena tienes que tomar un batido hipocalórico hiperproteico. Hay ciertas cosas que debes evitar en esta fase, entre las que se encuentran las bebidas excitantes, alcohólicas, con cafeína y gaseosas. No se deben tomar alimentos ácidos como limón o zumos de naranja después de haber realizado el POSE.

Se debe tener una alimentación de dieta líquida por 10 días para conseguir una correcta cicatrización del estómago. El ejemplo de menú líquido implica los siguientes factores:

De desayuno: Yogur líquido desnatado. A media mañana: Zumo de frutas que no posea azúcares, tampoco pulpa. Puede ser también yogur líquido desnatado. De comida: Batido optisource plus. En caso de merienda: Ciento veinte ml de leche desnatada. Y, en el caso de la cena: Caldo desgrasado o vegetal.

La segunda semana debes probar una dieta semi-líquida, donde debes incorporar purés diluidos. Es posible para ti tomar caldos de verduras, agua, infusiones, zumos de frutas que no tengan azúcares, yogures líquidos desnatados, leche desnatada o gelatinas sin azúcares, también se incluyen purés de verdura diluida y sémola de trigo.

Tienes que evitar las bebidas excitantes que sean alcohólicas, tengan cafeína o gaseosas. Por cierto, no debes añadir grasa, entre las que se incluyen aceite, nata o mantequilla a los purés.

Método pose opiniones

Hay múltiples comentarios positivos acerca del método POSE, en internet podemos conseguir un caudal de los mismos, donde las personas aportan su perspectiva sobre el uso de esta metodología. A pesar de esto, también encontramos reseñas sobre el método POSE precio, de la cual muchos están a favor de la cantidad que te cobran por aplicar este tratamiento, brindándote el asesoramiento necesario para poder seguirlo.