Consejos para volar con sobrepeso. A un francés de 230 kilos le impiden el acceso al avión para volar de Nueva York al Reino Unido.

Un francés de 230 kilos tendrá que volver a Europa en barco ante la prohibición de hacerlo en avión por parte de la aerolínea British Airways.

Kevin-Chenais-2691512.pngEmbarcar en un avión se está convirtiendo en misión imposible para las personas con un sobrepeso importante. Kevin Chenais, de 22 años y 230 kilos de peso, padece un problema hormonal que es el que ha desencadenado su obesidad mórbida. El año pasado se trasladó a la Clínica Mayo donde le prescribieron un tratamiento de un año y medio. Desde finales de Octubre, ya tenía las maletas hechas para visitar Europa cuando le dieron la mala noticia de que la aerolínea no admitía la presencia de un viajero tan obeso.

Lo peor, es que el viaje en barco también tiene muchos riesgos y además debido a su obesidad, debe recibir de forma continuada suministro de oxígeno y someterse a controles médicos periódicos. Además para desplazarse, debe usar una silla motorizada ya que tiene muchísimos problemas de movilidad.

La travesía en tren desde Chicago a Nueva York para ir al aeropuerto supuso que el consulado francés apoyase el montaje de todo un dispositivo policial y que el personal de la compañía ferroviaria Amtrak participara en la operación para poder bajarle del vagón. “El viaje estuvo bien” aseguró a la prensa un agotado Kevin después de 21 horas de traqueteo a la salida de la estación ferroviaria de Pensilvania.

kevincropped_2729583aEl trayecto en barco desde Nueva York hasta Southampton le obligará a estar embarcado una semana, que debido a su delicado estado de salud, puede tener consecuencias muy graves.

Finalmente la aerolínea ofreció una solución, pero ya era demasiado tarde, porque ya habían desembolsado 900€ para el traslado en tren y 1.635 que tuvieron que adelantar para el pasaje del barco, por lo que la familia de Kevin no pudo optar a comprar el billete de avión que le ofrecieron.

Los viajes aéreos para personas con sobrepeso, no tienen por qué ser una pesadilla, aunque es cierto que suele serlo en la mayoría de las ocasiones.

Te ofrecemos unos consejos para que puedas realizar viajes aéreos como cualquier otra persona.

Reserva con inteligencia:

Comunica a la aerolínea que eres corpulento/a y solicita que mantengan libre tu asiento contiguo tanto como sea posible. A veces las aerolíneas acceden a esta petición aunque sea para ahorrarse las quejas de otros pasajeros y para escapar de la incómoda situación de pedir al pasajero que se compre otro billete.

Extiende tu cinturón de seguridad:

Al hacer la reserva, se consciente de tu situación y pide una extensión para tu cinturón de seguridad. Si se te olvida, en cuanto embarques solicítalo inmediatamente, cuanto más tardes en hacerlo, más gente habrá dentro para fijarse en ti mientras que te pones la extensión.

asientos-de-avion El anexo del pasillo:

Pide que el asiento que te den esté lo más cerca posible del pasillo, o en la fila individual si es que la hay, de modo que tengas un poco más de espacio que te permita estirar las piernas y brazos en el pasillo mientras que nadie esté caminando.

Evita el medio:

Si no puedes conseguir un asiento de pasillo, solicita uno de ventana. Si los asientos del medio  ya son incómodos para personas con un peso normal,  para alguien con sobrepeso, puede ser un auténtico infierno.

Embarca temprano:

Incluso para las personas de talla media, es complicado entrar y salir de la nave central de asientos, pues para alguien con obesidad es aún más complicado mientras que el avión está lleno de personas ubicando sus bolsos en los maleteros superiores.

Por ello, es recomendable que embarques lo antes posible para poder sentarte con el menor número de personas alrededor.

Levanta los apoyabrazos:

Cuando llegues a tu asiento durante el embarque, levanta los apoyabrazos entre los asientos ya que así ganarás un poco de espacio extra. Si la persona que se sienta a tu lado no dice nada, al menos estarás más cómodo durante el viaje.

Ve al baño antes de embarcar:

Moverse después por el avión, será muy complicado, y además los baños son minúsculos, con lo que mejor no tener que visitarlos.

No utilices la bandeja:

Si no puedes desplegar la bandeja, solicita a la persona que esté delante que ponga su asiento en posición vertical, y si aun así, no puedes bajarla, solicita una almohada para poder utilizarla como bandeja.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

912 Visualizaciones desde Febrero 2018. -

About the Author

Marta Rey
- Blogger especializada en Salud de IMEO

Be the first to comment on "Consejos para volar con sobrepeso. A un francés de 230 kilos le impiden el acceso al avión para volar de Nueva York al Reino Unido."

Deja un comentario.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es