Unas navidades austeras pero ricas en calorías

El exceso de alcohol y dulces es el principal culpable del aumento de peso que experimenta la mayoría de gente en estas fechas

Madrid, 13 de diciembre 2011.- Estas Navidades se pronostican más austeras por consecuencia de la crisis, pero no por ello serán menos calóricas. Para muchos españoles las fiestas ya han arrancado con el puente de la Constitución y tendrán su culminación el Día de Reyes, habiendo durado todo un mes en vez de sólo unos días. El interminable festín de comidas, cenas y brindis nos pasa factura en término de calorías, pese a la crisis y los presupuestos de bolsillo austeros.

Lo resiente sobretodo nuestra salud, en kilos de peso. Según estiman los especialistas del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), que año tras año estudian éste fenómeno, se espera que los excesos navideños afecten en mayor parte a los hombres , que este año subirán entre tres y cuatro kilos de media, mientras que las mujeres aumentarán entre dos y tres kilos. El exceso de alcohol y dulces es el principal culpable de este pronóstico.

Con el fin de “amortiguar” el efecto negativo de las Navidades sobre nuestro peso los especialistas de IMEO nos proponen cuatro simples reglas a seguir.

 

Regla nº1: Comidas ligeras para los días entre festivos

"Planteémonos este período como un juego de "suma y resta calorías", donde guardamos la suma para los días señalados y la resta para los días que los rodean", sugiere Rubén Bravo, supervisor del Departamento de Endocrinología y Nutrición del IMEO. Si perdemos peso en los días entre festivos, compensaremos los excesos de las comidas y cenas navideñas, sin privarnos de nada. Nuestra propuesta se centra en reducir la ingesta durante estos días intermedios a proteínas bajas en grasa como pollo, pescados, fiambres, huevos, lácteos o a frutas y verduras de bajo índice glucémico. Nos dejamos una cantidad escasa de hidrato de carbono únicamente en el desayuno que pueden ser dos biscotes de pan, un puñado de cereales o una tostada. Los caldos calientes son una alternativa más que válida para las cenas, porque nos sacian y aportan escasas calorías en el momento donde la ingesta debe ser menor. Realizando cinco comidas diarias con éstas indicaciones a los que añadimos dos litros de agua diarios, nos ayudará a sobrecompensar las “comilonas puntuales”.
Un ejemplo de menú en este sentido sería:

Desayuno:2 biscotes de pan. 2 lonchas de pavo. Un café descafeinado.
Media mañana:2 mandarinas.
Comida:2 puñados de verdura. Un filete de pollo o pescado de 200grs.
Media tarde:2 yogures desnatados 0%.
Cena:1 tazón de caldo de verduras con un huevo duro picadito.

 

Regla nº2: “Efecto aperitivo” y raciones justas para evitar el atracón

"El principal problema de los menús navideños no se centra en el plato principal, sino más bien en los entrantes, los postres y las copas finales. No es complicado reemplazar los primeros por versiones menos calóricas sustituyendo croquetas por gambas a la plancha, o los frutos secos por verdura al horno. En cuanto a los postres y las copas, con evitar reducir el consumo será suficiente”, indica el especialista de IMEO.
Otro objetivo a plantearnos estas navidades será cocinar la cantidad justa para la cena o comida festejada. Un error común que encontramos es que casi siempre quedan sobras para los días posteriores. Si calculamos los comensales y preparamos las cantidades justas, no lo notaremos en nuestro peso, sino también en nuestro bolsillo.
“Otro error es omitir comidas en el día de los eventos, cuya única consecuencia es que lleguemos hambrientos a la comida principal, para compensar ya tenemos los días entre festivos. Si queremos llegar con poco hambre a la celebración, es conveniente realizar un tentempié ligero, ya que el cuerpo tarda unos 25 minutos en sentir saciedad. Si media hora antes picamos alimentos bajos en calorías, como un par de piezas de fruta o yogures desnatado o 150grs de fiambre de pavo, conseguiremos lo que en IMEO llamamos “el efecto aperitivo” que consiste en engañar al cuerpo para llegar apenas sin apetito a la comida copiosa”, explica Rubén Bravo.

 

Regla nº3: Ternera, pescado y mariscos en lugar de cordero, cerdo y croquetas

A la hora de elaborar la comida de un festivo, se pueden utilizar carnes, pescados y mariscos, eligiendo las piezas más magras y acompañarlos con vegetales. Como siempre los alimentos deben elaborarse con técnicas culinarias que impliquen poca grasa, como horneado, plancha, asado o cocido, limitando fritos, empanados y rebozados.
Por cada 200 gr. de carne de cerdo ingerimos entre 450 y 1.7000Kcal, dependiendo si es una carne magra, semigrasa o tocino. Un solomillo de 200 grs. de carne magra de ternera equivale 350Kcal, mientras que una ración (200grs) de carne de cordero semigrasa alcanza 630Kcal. Los mariscos junto con el pescado son una gran fuente de minerales, oligoelementos, vitaminas y proteínas. Su aporte de calorías es muy bajo, y sus grasas, también en baja cantidad, son poli insaturadas igual que el omega 3 y son necesarias para el organismo, ya que no las produce de manera natural. El promedio de calorías que proveen 100 gr. de mariscos es de 100 calorías.

 

Regla nº4: Cerveza, tinto y cava son los que menos engordan

Las personas que no quieran ver su peso alterado pasadas las navidades, deben tener especial cuidado con los brindis. Existe una regla general para reconocer las bebidas: a mayor graduación alcohólica, más calorías contienen. "Se trata de las denominadas "calorías vacías" que prácticamente no aportan nutrientes, por ello decimos que el alcohol no alimenta, pero engorda", subraya Rubén Bravo, supervisor del Departamento de Endocrinología y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad. Se calcula que cada gramo de alcohol tiene 7 calorías, un valor muy próximo al de las grasas, que contienen 9 calorías por gramo, a diferencia de las proteínas y los hidratos de carbono que aportan apenas la mitad.

A continuación enumeramos una serie de bebidas alcohólicas en función de su contenido calórico. Los licores dulces son los que más engordan, con 383 calorías por 100 ml. Los siguen el whisky y el ron (ambos con 244), el coñac (243) y el aguardiente (222). De todas formas, si se deciden tomar, "es mejor hacerlo con hielo, ya que así aumentamos la cantidad en el vaso, pero no el contenido calórico", aconseja Bravo.
Una copa de tinto o cava contiene 65 calorías, el rosado 74 y el vino blanco 85. La cerveza, el vino seco y la sidra son las bebidas alcohólicas que menos alcohol, carbohidratos y calorías aportan, pero su consumo recomendado se limita a los dos vasos al día para los hombres y uno para las mujeres. Un zumo recién hecho tiene unas 80 calorías, la Coca-Cola, en cambio, 110. La cerveza sin alcohol es baja en calorías (20). El té y el café no tienen aporte energético, pero son abundantes en cafeína y teína, sustancias que aceleran un 32% la velocidad en convertir el hidrato de carbono en grasa, según estudios científicos.

“Nuestra recomendación es sencilla, sustituye o disminuye las copas de bebidas espirituosas por el vino tinto, el cava o la cerveza. Si te decides por una copa añade bastante hielo y evita mezclarla con refrescos con cafeína. Y si te toca conducir, evita cualquier tipo de alcohol y céntrate en el mosto tinto o las cervezas cero”, concluye sus consejos Rubén Bravo.

Según la oficina europea de estadísticas (Eurostad) que los coloca al séptimo lugar entre los países comunitarios, por detrás de Malta, Reino Unido, Hungría, República Checa, Grecia y Polonia. Mientras, las mujeres españolas se colocan entre los que menos problemas de obesidad tienen de la Unión Europea.



Test de Intolerancia Alimenticia con 82% de descuento

Gana en salud y consigue una figura esbelta con este Test de Intolerancia Alimenticia

Gana en salud y consigue una figura esbelta con este Test de Intolerancia Alimenticia Compra un plan de 300€ por sólo 55€ Si te estás planteando perder peso, este estudio te será muy útil. Empieza el año detectando los alimentos que rechaza tu sistema inmunitario.

 

Conocerlos, no sólo te ayudará a perder peso de forma más efectiva, sino que restringiéndolos te encontrarás con el vientre menos inflamado, tendrás menos retención de líquidos, te encontrarás con más vitalidad y prevendrás enfermedades derivadas de un sistema inmunológico débil. 


El plan incluye un Test de Intolerancias Alimenticias, un Diagnóstico de Composición Corporal TANITA y una consulta de entrega de informe con Nutricionista. No necesita de extracción de sangre.


Recomendado para personas con problemas de:


- Sobrepeso y Obesidad.
- Fibromialgia, reuma, artritis.
- Molestias respiratorias como asma, sinusitis o rinitis.
- Trastorno gastrointestinales como colon irritable, candidiasis, estreñimiento o diarreas.
- Procesos dermatológicos como el acné, psoriasis, dermatosis.


Condiciones

- Diagnóstico realizado por Biorresonancia Magnética.
- Duración aproximada: 30 minutos de diagnóstico y 15 minutos de consulta.
- Horario: de lunes a viernes de 12h a 20h.
- Máximo un plan por persona y todos los que quieras para regalar.
- Caducidad del plan: 13 de julio de 2012.


* Estudio realizado por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), centro sanitario autorizado por la Comunidad de Madrid. Dirección: calle Rodríguez San Pedro 21, Madrid. Teléfonos de contacto:  900 10 40 50, 91 745 17 96. Web: www.imeoobesidad.com



EL 8% DE LOS NIÑOS ACUDE AL COLEGIO SIN DESAYUNAR

Los niños que toman un desayuno completo sacan mejores notas y reducen la agresividad en la adolescencia

Los niños que toman un desayuno completo compuesto por leche, fruta e hidratos de carbono-- sacan notas más altas, tienen más energía, desarrollan un actitud más positiva, se enferman menos y, de cara a la adolescencia, reduce ese estado de ansiedad que provoca el no desayunar y que puede tornarse en agresividad cuando van creciendo.

 

 


   Así lo ha asegurado el naturópata experto en nutrición del Instituto Europeo de la Obesidad (IMEO), Rubén Bravo, quien ha resaltado que, es en la adolescencia, cuando aparecen las chucherías, creando estímulos fuertes en el niño por las subidas de azúcar. Además, ha afirmado que hasta esta etapa de crecimiento es cuando se forman las células grasas, que pueden convertir a un niño gordo en un "gordo para toda la vida".


   Por ello, el doctor Bravo ha subrayado la importancia de no saltarse esta primera comida del día, que irrumpe tras un periodo de ayuno "muy prolongado" --el sueño--, reactivando con el aporte energético de los alimentos aquellas funciones cerebrales "dormidas".


   "El desayuno debe ser equilibrado y personalizado en cuanto a la edad, peso y actividad física del niño", ha indicado el experto. Además, "no pueden faltar" lácteos, cereales, fruta o zumo natural y una proteína, jamón u otro tipo de fiambre, ha matizado. "El aporte energético de esta primera comida debería cubrir entre el 30 y el 35 por ciento de las necesidades nutritivas del escolar", ha afirmado el doctor Bravo.


   Con el fin de desarrollar la fórmula del desayuno "ideal", el IMEO, en colaboración con diversos centros comerciales de toda España, ha lanzado este miércoles una serie de talleres donde los niños aprenderán a cocinar el 'Desayuno 3S', una fórmula creada especialmente para los más pequeños que combina los tres elementos claves de la comida sana: sostenible, saludable y social.


FALTA DE TIEMPO E INTERÉS


   Por otra parte, ha lamentado que el 8 por ciento de los niños acude al colegio sin haber desayunado, algo que le produce dificultades de concentración y memoria, le hace sentirse cansado y, a la larga, según ha señalado el experto, alza las cifras de obesidad infantil. En la actualidad, uno de cada tres españoles entre 3 y 12 años pesa más de lo que debería, según un reciente estudio de la Fundación Thao.


   Asimismo, esta iniciativa ha evaluado también las actitudes de los españoles a la hora de tomar el desayuno. Las conclusiones denotan una "falta de tiempo e interés" ante esta primera comida, considerándola "prescindible y sin aporte vitamínico y energético resaltable".


   Por ello, esta campaña pretende concienciar a las familias sobre la importancia de compartir un desayuno saludable, sostenible y social, ya que, como han subrayado, desayunar en familia fomenta los buenos modales del niño y ayuda a crear vínculos familiares.


   Los centros comerciales participantes donde se desarrollarán estos talleres son Luz del Tajo, Toledo, entre el 23 y el 28 de mayo; El Rosal, Ponferrada, a partir del 21 de septiembre; Valle Real, Santander, desde el 3 de octubre y Max Center, en Bilbao, donde comenzará a partir del 18 de octubre.



Es deber de los padres prevenir que los niños se empachen en Navidades

La Navidad es una época de excesos gastronómicos, en la que también forman parte los niños.

“Los pequeños, igual que los mayores, se empachan en estas fechas y es un hecho que hay que procurar a prevenir”, recuerda Rubén Bravo del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Hasta el día de Reyes los niños tienen puestos sobre la mesa durante todo el día una serie de tentaciones que forman parte de su peculiar picoteo: turrones, mazapanes, biscochos y chocolates, el rosco de Reyes, etc. Al cabo del mes, estos se traduce en algún otro michelín y más kilos difíciles de bajar desde el sofá, jugando con la videoconsola. Es deber de los padres enseñar a los hijos cómo cuidar de su salud y comer de forma equilibrada.

Copyright © I.M.E.O. - Aviso legal | consultas@imeoobesidad.com | TFN: 91 737 70 70 | Atención al Paciente: 902 10 40 50