COMER POR PLACER, ¿POR QUÉ SOY ADICTO A LOS AZÚCARES Y LAS GRASAS?

Alejandra Alonso

Ultimos post deAlejandra Alonso (ver todo)

Los azúcares y las grasas merecen una mención especial porque debido a su gran popularidad permanecen al centro de toda actividad de comer por placer y porque ambas son adictivas por su actividad biológica.

Las comidas que contienen azúcar y grasas en grandes proporciones son las más proclives a desencadenar el comer compulsivo. Lo que tiene sentido, desde la perspectiva de la Naturaleza.

La Prehistoria del Hombre (Herramientas Rudimentarias - Los Primeros Refugios - La Caza y el Pastoreo)Como cazadores-recogedores que fuéramos, casi nunca tendríamos éxito en la obtención de comidas altas en calorías porque éstas eran muy escasas; lo que significaba que teníamos que contentarnos con alimentos relativamente bajos en contenido nutritivo, comparado a lo que hoy acostumbramos.

Así, que cuando encontrábamos alimentos nutritivos como son los que hoy consumimos  era de nuestro mayor beneficio, comer en exceso y, por placer, para acumular como grasa en nuestros cuerpos el exceso de calorías disponibles. Por ello, las grasas, los azúcares y las comidas condimentadas nos condicionaban a desearlas. Así que consumíamos de este tipo de alimento, todo lo más que pudiéramos  como todavía hacemos.

Pero, nuestra gordura no persistía, porque, como así no comíamos todo el tiempo lograríamos perder, como secuencia natural, las libras transitorias acumuladas.

 

nutricion-chocolate-jugo-de-frutas-grasas-noticiaEl chocolate contiene en su composición una molécula llamada la anandamida, relacionada a la marihuana, y que actúa en el cerebro, como lo hace esta misma droga El azúcar, por su parte, se ha demostrado, que sigue un proceso de metabolismo idéntico al de la cocaína lo que resulta en que estos dos ingredientes, presentes en nuestras mesas, logren ser clasificados como adictivos.

La evidencia demuestra que el comer, en exceso y por placer, y el consumo de ciertas sustancias controladas involucran los mismos circuitos cerebrales actuando de manera idéntica. Lo que nos ofrece una oportunidad de apreciar la semejanza que existe entre ciertos comestibles y los estupefacientes.

El sistema que activan ambas en el cerebro, las drogas y las comidas, es el de los circuitos que evolucionaron para recompensar comportamientos esenciales para nuestra supervivencia. Una razón por la cual los seres humanos se sienten atraídos por ciertos sabores es por sus propiedades placenteras, y estimulantes del centro de la recompensa del placer.

 

brainINSULA¿Cómo se produce esa adicción a la comida? Cuando se registra el placer, nuestros cerebros, por medio de reacciones químicas, «aprenden» a asociar la experiencia deleitable con las señales y condiciones que la anticipan y la producen. En otras palabras, que el cerebro «recuerda» no sólo el sabor de lo que lo estimulara sino que asimismo retiene esquemas de las acciones y los comportamientos que se asociaran a la experiencia deleitable. Esas mismas redes se tornan más y más arraigadas a medida que el ciclo que las despierta, las incita y las sacia, se repite al final, convirtiéndose en algo permanente y estableciendo la presencia de un patrón reflejo de conducta o círculo vicioso.

Cuando se piensa en esa comida, automáticamente, se anticipa el goce que de ella deriva. Resultando en que si a alguien le agrada algo de manera acentuada, el acto mismo de ser re-expuesto a lo que agrada, aunque estuviera fuera del alcance, como viendo un anuncio en la TV  provocará el deseo de consumirlo.

Drogas, como el tabaco, el alcohol o el azúcar son especialmente eficientes en su función de estímulos condicionantes, esencialmente por virtud de sus propiedades químicas. Todas pueden incitar de modo directo las áreas del cerebro involucradas en el placer de manera más eficiente que lo reforzadores naturales, como son la comida común, o la actividad sexual. Siendo así, porque con las drogas se puede lograr una respuesta exagerada (supra-fisiológica) de placer debida en parte, a que la droga suele llegar al cerebro muy rápidamente  logrando la recompensa procurada de manera inmediata.

Alimentacion-saludable-utilizando-microondas-4Con reforzadores naturales, como la comida «natural» el proceso de activación de los circuitos del placer es más lento. Lo que explica la razón porque evitar el entorno donde el ciclo se estimula  para los adictos  es una buena idea, ya que la activación en este caso, es inmediata.

 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

806 Visualizaciones desde Febrero 2018. -

Be the first to comment on "COMER POR PLACER, ¿POR QUÉ SOY ADICTO A LOS AZÚCARES Y LAS GRASAS?"

Deja un comentario.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es