Tónicos que te ayudan. 1 El jengibre

Sin título-1

¿Qué puedes hacer positivo por ti este año que no hiciste el año pasado? De aquello a lo que tanto te aferraste el año pasado, ¿qué te gustaría cambiar en tu vida? ¿Estas dispuesto a hacerlo?

 Te invito a que una de las cosas que decidas hacer este año sea ocuparte un poquito más de ti y cuidarte desde dentro. Periódicamente iremos descubriendo sencillos gestos que puedas introducir en tu día a día. Elije los tónicos que más te convengan y conviértelos en una rutina, la rutina de ocuparte de tu salud.

La recomendación dietética de esta semana es que empieces a saber más sobre el jengibre. Son numerosos los trabajos de investigación que han documentado los notables efectos terapéuticos del jengibre y sus componentes, fundamentalmente dos de ellos los gingeroles y los shogaoles.

fotoprimera entrada blog-BEntre sus beneficios más destacados, está el revestimiento que forma en nuestro tracto gastrointestinal superior protegiéndonos de la formación de úlceras y parásitos intestinales. Además, es un tratamiento eficaz contra las nauseas, los mareos del viajero, estimula la digestión, mejora la digestión de las proteínas y calma las molestias de estómago.

También regula el sistema inmunológico y la inflamación. En Japón, conocen muy bien sus efectos y lo utilizan como remedio casero mezclando el jengibre fresco rallado con un poco de agua caliente y extendiendo la pasta sobre un paño limpio. La compresa se aplica sobre cualquier parte del cuerpo que duela o sufra afección.

Siendo su efectividad tan conocida de forma tópica imaginaos los beneficios que podremos obtener si nos los tomamos. Podemos encontrarlo en diferentes presentaciones, en polvo para añadirlo a los alimentos o infusiones, en cápsulas o escarchado como un apetecible caramelo.

Hoy, os propongo preparar una sencilla infusión de jengibre y disfrutar de todo su sabor,  podemos tomarla como postre o acompañar algunas de nuestras meriendas.

Peblog5 primera entrada blog-Bla la raíz del jengibre y rállala, el jengibre lo podemos encontrar ya prácticamente en todas las tiendas de alimentación

– Añade media cucharadita en una taza agua hirviendo (cuidado no añadir más cantidad por su intenso sabor)

– Añade media cucharada de miel o edulcorante

– Déjalo reposar 10-15 minutos

Deja un comentario.