Según el estudio resuelto el año pasado, España es el país más saludable del mundo, con una puntuación de 92,7 sobre 100. La clasificación está basada en informes de la ONU, el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud que analizan varios elementos que influyen en la calidad de vida de los ciudadanos de 169 países, tales como hábitos alimenticios, esperanza de vida, tabaquismo  y obesidad, entre otros.
En la edición del 2019, España adelanta seis posiciones y supera a Italia, hasta ahora en primer puesto, gracias a factores como la esperanza de vida y sobre todo a la dieta mediterránea (clave en este estudio por sus numerosos beneficios sobre la salud). El informe subraya los beneficios de la dieta mediterránea haciendo hincapié en productos como el aceite de oliva virgen extra o los frutos secos, lo que influye en una menor tasa de problemas cardiovasculares.
La Dieta Mediterránea se considera un patrón alimentario con numerosas propiedades beneficiosas para la salud.  Normalmente es rica en vegetales, frutas, granos enteros, legumbres, frutos secos y semillas, y aceite de oliva.
Los principales ingredientes  de la dieta mediterránea son los siguientes:

  • Consumo diario de vegetarles, frutas, granos enteros y grasas saludables
  • Consumo semanal de pescado, aves, legumbres y huevos
  • Porciones moderadas de productos lácteos
  • Consumo limitado de carne roja

La dieta mediterránea es un modo delicioso y saludable de alimentarse, como hemos comentado, asociada con la reducción de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.
¡¡Disfruta de la Dieta Mediterránea en el país más saludable del mundo!!