Sabemos que entre hacer cinco comidas al día y hacer ayuno intermitente hay un evento contradictorio, pero ambos son aliados en nuestra salud. Comer cinco comidas al día, pocas cantidades distribuidas a lo largo del día puede mejorar mucho las funciones del organismo. Pero, el ayuno intermitente puede estabilizarse sin comer nada ¿cómo entendemos mucho mejor?

Ambos son necesarios y útiles para nuestro cuerpo, no son métodos riesgosos para nuestra salud, al contrario, aportan demasiados beneficios, equilibrio y estabilidad. Mantener un estilo de vida saludable requiere de algunas variaciones para resaltar las funciones y alterar nuestro organismo.

Las 5 comidas al día no deberían ser iniciadas sin asesoría de un profesional, ya que puede aumentar riesgos de enfermedades o cualquier evento perjudicial en nuestro organismo. Estas comidas consisten en realizar: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena.

Si es realizada en las cantidades adecuadas con alimentos adecuados puede ser muy beneficiosa para nuestra salud, incluso, puede ser utilizado para el resto de nuestro estilo de vida saludable, ayudando a perder peso y grasas acumuladas, sobre todo el metabolismo es el afectado positivamente.

Ahora bien, hablaremos como se ha quedado atrás las 5 comidas al día y el ayuno intermitente es una de las tendencias actualmente en las iniciaciones a una vida saludable.

¿Es bueno el ayuno intermitente?

Puede ser una pregunta común que nos realizaremos al escuchar “ayuno intermitente” además, si no se conoce lo suficiente podemos caer en mitos sobre ello. Lo cierto es que el ayuno intermitente no es dañino y puede ser aplicado por las personas que sean entrenadas para ello, es decir, no puedes hacer una dieta intermitente de inmediato si nunca antes has ayunado.

Si bien, los beneficios del ayuno intermitente son increíbles para nuestra salud. Para explicar si el ayuno intermitente es bueno para la salud, explicaremos todos los beneficios de ello, así podremos certificar y desmentir los mitos sobre el ayuno intermitente:

  • Realizar entre 16 y 24 horas de ayuno puede ayudarnos a controlar los riesgos cardiovasculares y metabólicos, es decir, ayuda a disminuir la edad metabólica y la hipertensión arterial. Además, las personas con diabetes pueden verse muy beneficiadas, ya que mejora la sensibilidad a la insulina en el entorno hormonal.
  • ¡Pérdida de peso! Seguramente estabas esperando este gran beneficio del ayuno intermitente. Si comes saludable podrás ayudar a conseguir un equilibrio entre el balance energético negativo y déficit calórico. Cabe destacar que las comidas menos frecuentes y más copiosas generan mejor estado de saciedad.
  • Los riesgos del cáncer disminuyen increíblemente con el ayuno intermitente. El cáncer consiste en el crecimiento de las células sin control, lo cual la dieta intermitente entra en su papel regulador y ayuda con la prevención del cáncer. También, los efectos secundarios de la quimioterapia pueden ser reducidos gracias a horas de ayuno intermitente.
  • Adaptarse a un patrón de alimentación no es tarea sencilla, y la práctica del ayuno intermitente requiere de estrategias versátiles para no llevar esta tarea con éxito. El autocontrol y adherencia serán mejoradas si llevamos un ayuno intermitente adecuado, las personas que realizan esta dieta tienen una carga psicológica menor y pueden comer mejor.
  • La grasa visceral puede ir desapareciendo, existen estudios donde personas cuentan su experiencia con el ayuno intermitente, donde se refleja que pierden, sobre todo, grasa alrededor de la cintura, es decir, grasa visceral, la cual es bastante peligrosa para nuestro cuerpo. Esto ocurre porque la grasa se utiliza como energía.
  • El ayuno intermitente ayuda a prevenir envejecimiento y las enfermedades crónicas, lo que es causado por estrés oxidativo, donde las moléculas radicales libres reaccionan con otras más importantes, la proteína y el ADN, y dañan aquellas células. Asimismo, este ayuno puede combatir la inflamación.

¿En qué consiste el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente consiste en determinar intervalos de tiempos, sin interrupción, para las comidas. Estos intervalos pueden ir entre 12, 16 y 24 horas de ayuno. Año tras año aparecen nuevas tendencias para perder peso, pero no deben ser implementadas de manera irresponsable, ya que puede causar efectos no deseados y nocivos para la salud.

Si bien, el ayuno intermitente es como su nombre indica, siendo un modelo de alimentación que se cumple por ciclos para comer y ayunar. El ayuno intermitente no es una dieta, si hablamos como expertos, podemos referirnos a un modelo o programa de comida cuando hablamos de este ayuno.

Cuando queremos empezar a realizar esta técnica, seguramente has dicho “ayuno intermitente ¿Qué comer?” y realmente la pregunta no está bien formulada, más bien sería ¿Cuándo comer? Si bien, existen diferentes métodos para llevar a cabo el ayuno intermitente, más adelante profundizaremos en el ayuno intermitente de 16 horas.

Por el momento, queremos explicar un poco más sobre cada método aplicado. Ahora bien, los métodos de ayuno intermitente, son los siguientes:

  • Método 16/8 o Leangains: con este método solo puedes comer durante 8 horas y ayunar 16. Si vemos con cuidado, es el periodo habitual que tenemos al dormir, entonces, no debes verlo tanto como un sacrificio, y para ello este es mucho más fácil de comenzar.

Para evitar algunos sabotajes, solo tendrás que pararte en la mañana y comer al mediodía, así hasta cumplir las 8 horas de comida para guardar ayuno nuevamente.

 

  • El método 5:2: este método debe ser implementado durante 2 días a la semana, donde reducirás la ingesta de calorías, hablamos de un máximo de 500 a 600 calorías. No es obligatorio cumplir con los días seguidos, puedes adaptarlo a ti. Los otros 5 días debes realizar tus comidas saludables como lo haces.

 

  • El método de las 24 horas: básicamente estarás en un comer, no comer, comer. Este método de ayuno intermitente lo que hace es alternar los días de ayuno con comer. Consiste en comer durante 24 horas y luego ayunar las 24 horas del día siguiente. Puedes repetir estos intervalos una o dos veces a la semana.

Es importante destacar que hay alimentos sin calorías, así como el café y el té pueden ser consumidos pero sin azúcar, ya que no afectará en el ayuno intermitente. Es crucial que no sientas el ayuno intermitente como una obligación o sacrificio, es indispensable que te guste y te sientas bien.

El autocontrol debe estar presente durante el ayuno, sobre todo en ayunos más largos, pero para ello debes empezar por los más leves. No podemos empezar a correr si no hemos gateado o caminado antes, así que debes tener cuidado y la asesoría de un profesional.

Muchas veces, las personas pueden sabotear el proceso del ayuno, pero comiendo poco saludable. Esto puede traer resultados espantosos a la larga, así que encuentra un método ideal para ti sin dañar tu estilo de vida saludable ¡Si te sientes feliz, estás totalmente sano!

Ayuno intermitente 16 horas

El ayuno intermitente es una técnica para adelgazar que vino para quedarse, ya que se consumen calorías durante el día, mientras realizamos cualquier otra actividad. El ayuno intermitente de 16 horas es el más implementado, sobre todo en personas principiantes y mujeres.

El ayuno intermitente de 16 horas cuenta con beneficios increíbles para la salud, de los cuales hemos hablado durante todo el artículo. El ayuno intermitente no solo ayuda a adelgazar, incluso el bajar de peso es una de las consecuencias de los otros procesos importantes que van sucediendo.

Queremos resaltar que adelgazar no es el objetivo principal del ayuno, pero si es lo más visual. Sin embargo, su función real es que el cuerpo se activa en autofagitación, lo cual es un proceso de regeneración celular que permite reducir el riesgo a muchas enfermedades crónicas, además, puede regular la tensión y ayuda al cuerpo a utilizar la grasa como combustible.

Hacer ejercicio durante el ayuno intermitente no es perjudicial ni puede causar una bajada de niveles de azúcar, al contrario, hacer ejercicio en ayunas es ideal para quemar las grasas más difíciles, tu cuerpo al quemar calorías aprovechará esa grasa para convertirla en energía y quemarla.

No es recomendable, si estás iniciando con el ayuno intermitente, hacer ejercicios con demasiada intensidad, ya que no puede resultar bien. Es mejor ir haciendo deportes suaves, hasta que nuestro cuerpo se adapte a la situación, todo requiere de paciencia, dedicación y constancia.

Aunque no lo creas hay alimentos que puedes consumir durante el ayuno, ya que no contienen calorías y pueden controlar tus ganas de comer, estos alimentos son:

  • Caldo de verduras
  • Aguas saborizadas
  • Café solo (sin azúcar y sin leche)
  • Infusiones

Durante todo el ayuno es crucial que te mantengas hidratado, no puedes incluir bebidas con edulcorante. No podemos comer, pero si engañar a nuestro cuerpo durante los tiempos que debemos cumplir, además, esto traerá beneficios increíbles, así que valdrá la pena.

No pienses en el ayuno como un programa para perder peso, añade lo significativo que puede ser cumplir con estos intervalos ideales para tu salud y bienestar. Con el ayuno intermitente podrás sentirte mejor, más despierto y podrás rendir mucho más en el día, mientras quemas grasas en tan solo un par de horas.