El bypass gástrico o también pronunciado baipás gástrico, es uno de los tratamientos más usados para reducir la obesidad, el cual se hace cuando a pesar del esfuerzo de la dieta y del ejercicio no logran que el paciente baje de peso.

Cabe destacar que el peso que se pierda dependerá no solo del tratamiento, sino de que el paciente cumpla con su nuevo estilo de vida, la dieta recomendada por los especialistas y mantenga suficiente actividad física. Veamos más de cerca lo que envuelve este tratamiento.

Bypass Gástrico para reducir la obesidad

El baypass gástrico es una cirugía bariátrica que consiste en reducir el estómago mediante la creación de una pequeña bolsa de 20 a 50 cc para reducir la ingesta de alimentos y conectarla directamente a un tramo más adelantado del intestino delgado.

Una vez que la persona ingiera el alimento, ingresarán a la pequeña bolsa del estómago y luego al intestino delgado, pero esto sin pasar por la mayor parte del estómago, sino por la primera sección del intestino delgado, cabe destacar que solo el 60% es el que se encargará de absorber los alimentos.

De esta manera se logrará la reducción del peso junto con los buenos hábitos del paciente aunado a otros beneficios que le aportará a su salud.

Cuándo se realiza el bypass gástrico

Este procedimiento se realiza si la persona tiene un índice de masa corporal mayor a 40 (obesidad extrema).

Sin embargo, un dato importante es que el baypass gástrico no se debe realizar en cualquier persona, para ello se debe someter a ciertos procesos de evaluación y llenar ciertas pautas.

Lo cierto es que todo redunda en el beneficio de la persona para evitarles riesgos de salud y los problemas relacionados con el peso como: cardiopatía, presión arterial alta, colesterol alto, Diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular, cáncer, infertilidad.

Ventajas del bypass gástrico

Esta cirugía de baipás gástrico tiene sus grandes ventajas, por eso lo llaman “gold standard” o protocolo estrella debido a sus buenos resultados. Entre ellas están:

  • Permite perder 70% del sobrepeso a largo plazo.
  • Pocos efectos secundarios.
  • Mejor calidad de vida.
  • Recuperación rápida.
  • Menor riesgo de enfermedades graves.
  • Disminución del riesgo de comorbilidades.
  • Procedimiento reversible.

Recomendaciones del bypass gástrico

Luego de haber realizado la intervención quirúrgica es de vital importancia tener ciertos cuidados con:

  1. Las grapas que tendrá el abdomen, estas deben estar en observación en cuanto al color de la piel, si hay supuración, si está hinchada, enrojecida, etc.
  2. Al momento de tomar una ducha se recomiendo dejar correr el jabón y el agua por encima para no frotar la zona, posteriormente secar con la toalla a modo de toques y sin frotar la piel o secar con secador.
  3. Tomar analgésicos para el dolor, anticoagulantes para no permitir la formación de trombos.
  4. Tomar los líquidos de a sorbos y consumir alimentos suaves y a modo de puré mezclado con líquido.
  5. No comer y beber a la vez.

Seguir estas recomendaciones junto con las del médico hará que no se presente ninguna complicación.