Dada la cantidad de veces que nos preguntáis en la consulta, e incluso os agobiáis, porque no sabéis que llevaros de comida al trabajo en el famoso tupper o porque os da la sensación de que siempre coméis lo mismo, voy a dar una serie de consejos para preparar unos tuppers más saludables y apetecibles.
Aún así, siempre me gusta remarcar y remarco en la consulta, valga la redundancia, que no debemos considerar la comida algo divertido o aburrido, sino aprender a alimentarnos saludablemente, lo que no quita que puntualmente comentamos excesos, preferiblemente sociales, con alimentos que nos gustan más y que normalmente son más calóricos, azucarados o grasos.
Ahí van nuestros consejos:

  • Prepara comida que te guste: nuestra hora de comida en el trabajo debe ser un momento positivo, en el que aprovechemos para coger energía para la tarde y desconectemos un rato de todo el trabajo realizado hasta el momento. Si nuestro tupper nos gusta, nos ayudará a disfrutar más de este momento. Por tanto, es importante variar nuestros menús y que la comida de nuestro tupper nos apetezca.
  • Prepárate un menú variado: intenta variar el tipo de verduras que consumes; por ejemplo: ensalada, brócoli o coliflor, acelgas o espinacas, crema de calabacín o de calabaza y setas o champiñones rehogados. Haz lo mismo con la proteína, alternado entre pollo, pavo, ternera, pescado y huevo. Si además quieres adelgazar o mantener el peso, no abuses del carbohidrato, y resérvatelo para el fin de semana. Puedes consumirlo un día a la semana en forma de ensalada de pasta, lentejas con verduras ó arroz con pollo.
  • Prepárate la cantidad justa: no prepares comida de más porque acabarás comiendo en exceso y padeciendo de sueño después de comer, o bien te acabarás cenando los restos y te aburrirás nuevamente de comer siempre lo mismo. Intenta combinar en la medida de lo posible la verdura y la proteína en el mismo plato. Así, además de controlar la dieta, controlarás las cantidades
  • El postre ideal: si eres de tomar postre y tienes nevera en la oficina tira de yogurt, cualquiera mientras que sea desnatado, y también nos sirven los postres lácteos desnatados. De esta manera nos aseguramos al menos una ración diaria de lácteos y nos quitamos el gusanillo del dulce después de comer.
  • Otros consejos:
  • A diario come siempre con agua.
  • No abuses de los precocinados, que suelen ser muy socorridos cuando comemos de tupper, pero no debemos olvidar que suelen llevar gran cantidad de aditivos y muchas veces grasas poco saludables.
  • Utiliza latas de pescado y marisco, tipo sardinillas con tomate, atún en aceite de oliva o al natural para ensaladas, mejillones en escabeche etc. Son fáciles de combinar y una buena fuente de proteínas.