El eterno debate sobre si son más beneficiosas las dietas bajas en carbohidratos que aquellas que controlan más la ingesta de grasas parece estar de nuevo en el candelero. Las conclusiones de una nueva investigación al respecto apuntan a que las dietas bajas en carbohidratos facilitan más la pérdida de peso que las bajas en grasas y, sobre todo, reducen el riesgo cardiovascular del paciente a medio y largo plazo.
El estudio, que ha sido llevado a cabo por los Institutos de Salud de Estados Unidos, ha demostrado que las personas que evitan los carbohidratos refinados en su dieta (harinas, azúcareespaguetiss etc.) y tomán grasas saludable (tipo monoinsaturada y omega 3) tienen menos riesgo cardiovascular a largo plazo que aquellos que sólo reducen el consumo de grasa en general. Además, también los primeros pierden peso con mayor rapidez, lo cuál ayuda a la motivación del paciente y a la adherencia al tratamiento dietético.
Todos estos datos han sido publicados en la revista «Anales de Medicina Interna». En el estudio participaron 150 pacientes voluntarios, dividos aleatoriamente en dos grupos. El primero realizó una dieta baja en harinas refinadas y azúcares e ingirió más proteína y grasa saludable, a través del aceite de oliva, los frutos secos y el pescado azul. Por el contario, el segundo redujo la ingesta de grasa en un 30% sin controlar la ingesta de hidratos de carbono.emperador
Al año de comenzar el estudio se comprobó que las personas que no habían ingerido hidratos de carbono en exceso habían perdido unos 4 Kg. más de media que los del régimen bajo en grasa. Y además, tenían menor índice de grasa corporal total y mejor analítica en cuanto a los parámentro de riesgo cardiovascular, presentaban valores más altos de colesterol «bueno» (HDL) y más bajos de triglicéridos.
En principio, la comparación de ambas dietas se ha realizado en un plazo de un año, por tanto los resultados se pueden considerar como relevantes, aunque evidentemente más estudios a largo plazo serían necesarios para corroborar científicamente estos resultados. Es cierto que durante el estudio se descolgaron algunos voluntarios y el número total de participantes no fue muy elevado.
Para concluir, es importante tener en cuenta que no se debe generalizar en cuanto a dietas ideales, las dietas personalizadas deben ser el presente y el futuro de la dietética y la nutrigenómica.

 corazon rojo

 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad