Las creencias son básicamente juicios y evaluaciones sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre el mundo que nos rodea. Las creencias son generalizaciones firmemente aferradas acerca de la causalidad, significado y límites en cuanto a: mundo que nos rodea, nuestras capacidades, nuestro comportamiento y nuestra identidad.
Las afirmaciones: “el movimiento de las placas tectónicas provoca terremotos” y “la ira divina provoca terremotos” reflejan creencias distintas de una misma realidad que nos rodea.
descarga Nuestras creencias sobre nosotros mismos a la hora de seguir una dieta para perder peso o generar un cambio de hábitos, así como sobre lo que es posible en el mundo a nuestro alrededor, influyen con fuerza en nuestras tareas cotidianas. Cada uno de nosotros tiene unas creencias que actúan como recursos y otras como limitaciones.
Nuestras creencias pueden moldear, afectar e incluso determinar nuestro grado de inteligencia, nuestra salud, nuestras relacione, nuestra creatividad, nuestra felicidad y éxito personal.
Las tres áreas más comunes de creencias limitadoras se centran en las siguientes áreas:
Desesperanza: creencia de que el objetivo deseado no es alcanzable, sean cuales sean nuestras capacidades. Se caracteriza por el sentimiento de que “haga lo que haga nada cambiara respecto a mi alimentación”, “el peso que deseo es inalcanzable”, “soy una víctima”.
Impotencia: creencia de que el objetivo deseado es alcanzable pero no somos capaces de lograrlo. “No soy lo bastante capaz para conseguirlo”, “otras personas pueden pero yo no”.
Ausencia de mérito: creencia de que, aunque creamos que el objetivo deseado es alcanzable, y disponemos de la capacidad para lograrlo, renunciamos a él porque creemos que no merecemos conseguirlo. “Soy un fraude”, “no merezco ser feliz o estar delgado y sano”, “hay algo fundamentalmente malo en mí como persona”.
Para tener éxito en general o en un propósito específico como por ejemplo perder peso, las personas necesitan cambiar esta clase de creencias limitadoras por otras que impliquen esperanza en el futuro, sensación de capacidad y responsabilidad y sentido de valía y pertenencia.
Las creencias operan como “virus mentales”  que llegan a convertirse en “una profecía que se cumple por sí misma” y a interferir en nuestros esfuerzos.
images Si te has sentido identificado durante la lectura, reflexiona sobre la necesidad de “inmunizarte” de estos virus, empezando por acudir a un especialista y expandiendo y enriqueciendo tu modelo mental acerca del mundo o sobre ti mismo. Reconociendo que las creencias a veces tienen unas intenciones ocultas (protegernos, establecer límites, dotarnos de poder personal) podemos cambiarlas por otras más eficaces para dichas intenciones o propósitos.

 

descarga (2)“No vemos las cosas tal como son, sino tal como somos”

 
 
 
 
 
Fuente: “El poder de la palabra” Robert Dilts

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad