Para manejar la ansiedad hay que actuar sobre todos sus componentes o conjuntos de respuestas, hoy hablaremos de manejar la ansiedad desde la activación fisiológica utilizando la  respiración diafragmática, técnica de relajación potente por su naturaleza y sencillez.
La ansiedad se puede definir como una respuesta emocional o un conjunto de respuestas que engloba: pensamientos, activación fisiológica (aumento presión arterial, sudoración excesiva, aumento frecuencia cardiaca, etc.) y comportamientos poco ajustados o desadaptativos.
Los síntomas fisiológicos de la ansiedad aumentan en intensidad de forma rápida, tras este aumento rápido llega la fase de agotamiento. Debido al consumo excesivo de recursos de nuestro organismo  hemos aprendido a recurrir, en ese momento, a la comida para sentirnos mejor.
Con una técnica de relajación como la respiración diafragmática podríamos reducir la ansiedad y aprender  a manejarla con un comportamiento más sano y con menos consecuencias.
La respiración diafragmática es característica en niños de muy corta edad, a medida que crecemos perdemos esta forma de respirar y tendemos a respirar de forma más rápida y superficial. Como este tipo de respiración es innata nuestro organismo responde de manera efectiva a su práctica.
Esta técnica de relajación se debe realizar en una posición cómoda, sentado apoyando la espalda en el respaldo o tumbado con las piernas descruzadas. Debemos colocar una mano en el pecho y otra en el abdomen, por encima del ombligo. Se trata de hacer ciclos de 3 fases:

  1. Coger aire por la nariz mientras contamos 4 mentalmente, dirigir el aire hacia el difragma, debe elevarse la mano sobre el abdomen no la del pecho.
  2. Retener el aire en esa zona contando 4 mentalmente.
  3. Expulsar el aire lentamente por la boca contando hasta 8, si fuera necesario expulsar el aire con una pajita.

respiración-diafragmáticarespiracion-tumbado3
Aunque en un principio lo más adecuado es utilizar la relajación y terminar comiendo algo más saludable para evitar aumentar la ansiedad si debemos ir tratando de sustituir la comida por la técnica de relajación.
Realizar 5 comidas al día, es imprescindible para no experimentar hambre, entre otras cosas, y así poder manejar la ansiedad con mayor facilidad.
La comida es alimento, si no lo vas a usar para alimentarte duda de tu comportamiento.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad

 114 total views,  1 views today