Cuidar la alimentación e intentar evitar la obesidad, siempre es primordial para con uno mismo, pero ahora además es importante para no transmitir esta enfermedad a nuestros hijos e incluso nietos.
Científicos australianos han descubierto que la composición molecular del esperma de padres que sufren obesidad, influye en la salud de sus hijos y nietos a quienes pone en riesgo de padecer sobrepeso.
Esta investigación se ha desarrollado en el Instituto Robinson de la Universidad de Adelaida (Australia), y demostró que la dieta cambia la conformación molecular del esperma. Los cambios se producen en las moléculas de micro-ARN, que regulan los genes.
En un padre obeso, su esperma se encuentra con cambios moleculares que pueden afectar al embrión. Como consecuencia, los hijos y los nietos son los más propensos a padecer enfermedades como la diabetes y la obesidad.
El estudio fue realizado en ratones. Hay planeadas nuevas investigaciones con humanos para saber si los hombres con un mayor índice de masa corporal pueden tener micro ARN distinto en su esperma como ocurría con los ratones del estudio.

 53 total views,  2 views today