reduccion-de-pechoLa reducción de pecho es a veces una cuestión de salud más que estética.
Por encima de estereotipos físicos creados a cerca del volumen de los senos de las mujeres, el pecho muy grande constituye un problema de salud.
La hipertrofia mamaria afecta a un 15% de las mujeres. Todas ellas, ven cómo el gran tamaño de sus pechos interfiere en el desarrollo de una vida normal acarreándoles problemas físicos y psicológicos.
El jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato digestivo del Hospital Universitario Sureste de Madrid, el doctor Alonso Poza, advierte que las mujeres con unos pechos demasiado voluminosos, conviven todos los días con un dolor crónico en el cuello, hombros y espalda debido al peso de los senos además de problemas de dermatitis en el surco submamario. Otros problemas asociados son la baja autoestima y dificultad para relacionarse con los demás.reduccion-de-pecho
Además, la hipertrofia mamaria, incapacita a la mujer para desarrollar cualquier actividad física de impacto, por lo que muchas veces va produciendo una situación de sobrepeso que aumenta aún más los problemas derivados del gran volumen de los senos.
Frecuentemente además, contrariamente a lo que la gente piensa, estas personas que tienen un pecho tan voluminoso, tienen dificultades a la hora de dar el pecho a sus bebés, haciéndose la lactancia en algunas ocasiones imposible. Por otro lado, están los problemas que tienen a veces para encontrar ropa de su talla, haciendo que se agrave aún más el problema de autoestima.
La cirugía de reducción de pecho en estos casos, es un gran alivio. Por un lado se reduce el volumen de los senos consiguiéndose una estructura corporal más proporcionada y por el otro, se resuelven los problemas de dolores de espalda consiguiendo que la paciente tenga una calidad de vida muy aceptable.
Se realiza extirpando parte de la piel, de la glándula y de grasa. Se moviliza la areola mamaria (zona del pezón) a su nueva posición obteniendo un pecho, más pequeño y con unas areolas más elevadas dándole un aspecto más firme.
La duración de la operación es de unas dos o tres horas según dificultad y cantidad de tejido a extirpar. La anestesia es general y el ingreso hospitalario es de 24 horas para asegurarse de que no hay ningún tipo de complicación.
Se colocan unos drenajes en cada mama que se retiran a las 24 ó 48 horas y se aplica un vendaje elástico que se llevará durante unos 4 días para que se asiente correctamente el tejido operado. Los puntos de sutura se retiran a los quince días y durante un mes hay que llevar un sujetador especial. También es recomendable no hacer ejercicios ni movimientos violentos durante al menos un mes para evitar roturas de tejidos o que se abra algún punto.
reduccion-de-pecho-antes-despues
De esta forma, la mujer puede recuperar su autoestima y olvidarse de los problemas de espalda y dolores crónicos que sufren las mujeres que tienen un pecho demasiado voluminoso.
 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad

 60 total views,  1 views today