El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad que se da en mujeres y se produce por que se tienen elevados niveles hormonales de andrógenos. Como resultado de este nivel irregular se producen irregularidades menstruales, infertilidad, problemas de piel y presencia de quistes en ovarios.

Es habitual que el SOP se presente con:

  • Andrógenos elevados: acné, hirsutismo, alopecia u obesidad.
  • Alteraciones del metabolismo de la glucosa: resistencia a la insulina, más riesgo de DM2.

Se suele diagnosticar en mujeres de 20 o 30 años, inclusive en niñas adolescentes. Muchas mujeres con este síndrome suelen tener un familiar cercano con síntomas similares.

¿Qué podemos hacer?
 
El cambio dietético y de estilo de visa, es un tratamiento de primera línea de defensa para el SOP, al mismo nivel que el tratamiento farmacológico u hormonal de uso habitual en esta patología.
 

  1. Alimentación: Con la dieta podemos controlar el SOP manteniendo un peso saludable. En el SOP es frecuente el sobrepeso u obesidad y ello nos hace propensos a padecer diabetes, hipertensión, enfermedades crónicas, etc.
  2. Dieta baja en hidratos de carbono: Favoreciendo la disminución de peso y mejorando la resistencia a la insulina.

OJO! Ello quiere decir que comamos verduras, frutas, cereales integrales y tubérculos en las cantidades adecuadas. QUITAR los dulces, ultraprocesados, azúcar, etc.

  1. Suplementos como el Myo-inositol u Ovusitol: siempre consultado y supervisado por un especialista.
  2. Ejercicio físico: es muy importante para disminuir de peso, prevenir la diabetes y mejorar la resistencia a la insulina.