El sobrepeso en la menopausia es cada vez más frecuente. Casi todas las mujeres en algún momento de esta etapa de transición hormonal, sufre sobrepeso y/o obesidad en mayor o menor medida.

Además en los últimos años, nos han rodeado una serie de acontecimientos que ha producido un aumento generalizado de los niveles de ansiedad. Para la población en general el mantenimiento de un peso saludable se ha convertido en una tarea más difícil que en años atrás.  Las mujeres con menopausia es el colectivo donde más se ha visto este incremento ya que se trata de una etapa de la vida de la mujer en que es más vulnerable a esta problemática que se ve amplificada por el periodo de desequilibrio hormonal que atraviesa.

En el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, hemos visto que en los dos últimos años, se ha disparado en un 38% el número de cirugías endoscópicas de reducción de estómago en mujeres que estaban en la fase de la Menopausia.

Según nuestro experto en Nutrición Rubén Bravo, las mujeres asumen que el problema del sobrepeso es algo más complejo que puede afectar a su salud en general y no solo es algo meramente estético. Por lo tanto, buscan una solución ya que  una de cada tres mujeres en periodo de menopausia fallece por enfermedades cardiovasculares, el 50% desarrolla hipertensión y el 70% padece depresión en este periodo de transición.

sobrepeso en la menopausiaLa mayoría de las mujeres sufren sobrepeso en algún momento de la menopausia y se quejan frecuentemente de que en esta etapa comienzan a coger kilos de más con mucha facilidad comiendo y haciendo el mismo tipo de actividades que ante.

Según nuestra doctora Laura Crespo, cirujana endoscópica especializada en Endomanga, la explicación a este proceso es la pérdida progresiva de los ovarios para producir hormonas femeninas. Esta falta de hormonas femeninas afecta directamente al incremento de la grasa corporal abdominal y simultáneamente a la pérdida de masa muscular. Todo ello acompañado con un descenso  de los niveles de estrógenos que durante toda la vida de la mujer ayudan a metabolizar la grasa y por tanto producen un enlentecimiento del metabolismo basal.

Todo esto produce que el cuerpo tenga un gasto calórico muchísimo menor. De esta manera, la mujer sigue comiendo la misma cantidad que durante toda su vida, pero ahora su cuerpo gastan menos energía y el excedente se va acumulando en forma de grasa de manera inevitable.  Además, la tormenta perfecta se desencadena cuando debido a este desequilibrio hormonal las, mujeres tienen tendencia a retener más líquidos… haciendo que las mujeres aumenten su volumen corporal considerablemente.

Otro problema añadido en la menopausia es que, sobre todo en el periodo inicial, se observa un aumento de la resistencia a la leptina, que es la hormona que hace que nos sintamos saciados. Esta resistencia a la leptina, significa que la misma cantidad de hormona que fabricábamos antes y que nos hacía dejar de sentir hambre cuando comemos, ya no es suficiente y para sentir de verdad esa sensación de saciedad, necesitamos comer más…  Pero lo peor, es que no te da por comer lechuga… te da por comer alimentos ricos en grasas, azúcares simples, harinas refinadas y todo tipo de alimentos de los que empiezas a comerlos y no puedes parar hasta que se acaba todo.

Y por si fuera poco, en esta época aparece la depresión en el 70% de las mujeres.

La disminución de hormonas ya afecta bastante. Muchas veces ante problemas cotidianos que antes a penas nos afectaban, en esta etapa muchas veces se hacen un mundo.

La ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, tristeza, dificultad para concentrarse y memorizar, irritabilidad, problemas del sueño y pérdida de la libido están a la orden del día en esta etapa.

Según nuestra Psicóloga María González, la menopausia produce estados depresivos y ansiosos por dos razones principales:

Por un lado, la alteración hormonal índice directamente en el esto de ánimo haciendo que la mujer esté más irritable, con tendencia a la tristeza, ansiedad y con problemas del sueño. El aumento de peso y la pérdida de su imagen femenina de años atrás también incide en el estado de ánimo de la mujer, que padece un problema de no reconocimiento de su propio cuerpo a nivel psicológico.

Pr otro lado, la creencia socio-psicológica de que la menopausia es el fin de la etapa fértil y que al no tener la capacidad de procrear ya no tenga cabida en esta sociedad más que para adoptar la posición de “cuidadora” junto con dejar de sentirse atractiva y  no sentirse a gusto con su imagen corporal en esta fase de la  vida incide profundamente en su autoestima.

Hacer dieta y perder peso en esta etapa de la vida de la mujer es muy complicado. Mantener la motivación para realizar una dieta durante meses en este estado psicológico es muy difícil. Por todo ello, nosotros recomendamos a nuestros pacientes la Endomanga Reforzada

Endomanga Reforzada o  Método Apollo Reforzado

Endomanga para sobrepeso en la menopausiaCada mujer es un mundo y para elegir el tratamiento más adecuado, siempre es recomendable hacer un estudio en profundidad para saber el perfil psicológico, emocional y hormonal. De esta forma junto con un análisis de composición corporal y eficiencia metabólica sabremos cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso, para conseguir los mejores resultados.

La Endomanga reforzada es el tratamiento más adecuado para cuando se necesitan perder entre 15 y 35 kilos.

Esta cirugía se realiza a través de la boca del paciente de forma que no se dejan ningún tipo de cicatriz externa. Se consigue reducir el volumen del estómago hasta en un 70%.

La recuperación de la cirugía es muy rápida. Pasadas las 48 horas de la operación, el paciente puede hacer prácticamente vida normal, sin realizar esfuerzo físico y  pasado el primer mes ya se puede hacer vida totalmente normal.

Es una técnica mínimamente invasiva que reduce al máximo las posibles complicaciones y un 84% de éxito en la pérdida de peso durante el primer año tras la realización de la cirugía.

sobrepeso en la menopausia

 

Una parte muy importante del éxito de esta cirugía está en el seguimiento  multidisciplinar de dos años que hacemos a los pacientes  en el Instituto Médico de la Obesidad. Gracias al departamento de psicología que trabaja íntimamente con el de nutrición, se va adaptando todo el tratamiento al estado emocional de la paciente que en esta fase de la vida de la mujer es tan delicado.

Con el primer estudio obtenemos los porcentajes de grasa, músculos y líquidos de la paciente. De esta manera sabremos si la paciente tiene tendencia a la obesidad, riesgo cardiovascular o retención de líquidos.

En un segundo lugar, gracias a un estudio de neurotransmisores y hormonas vemos los niveles de hormonas tan importantes en el control de peso como son el cortisol, serotonina, dopamina, acetilcolina o leptina. De esta forma conocemos el perfil emocional de la paciente y vemos la capacidad que tiene para controlar la ansiedad, el estrés y la sensación de felicidad y equilibrio emocional para adecuar el tratamiento psicológico a su perfil concreto.

Todo ello, junto con un plan nutricional adaptado al nuevo tamaño de su estómago, hace que perder peso sea muy fácil y llevar una dieta hipocalórica no conlleve ningún esfuerzo.

El objetivo inicial es que pierdan el exceso de peso, pero el objetivo a largo plazo se trata de instaurar una serie de hábitos en el paciente que le permita mantener el peso perdido a lo largo de su vida.

Síguenos en Instagram para no perderte ninguno de nuestros consejos de nutrición:

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad

 287 total views,  3 views today