¿Quemagrasas?, ¡olvídalos!, son ineficaces y pueden resultar peligrosos para la salud.

Marta Rey

Marta Rey

- Blogger Salud de IMEO
- Blogger especializada en Salud de IMEO

shutterstock_63644206Hoy en día, hay una amplia oferta de  remedios realizados a base de alimentos, que nos presentan como casi mágicos, que suelen decorarse con argumentos basados en tecnicismos como “metabolismo”, “termogénesis” o “insulina” y son tan absurdos como sugerir que si comemos mucha carne de ave, nos dará la capacidad de volar.

Pese a que la legislación Española es muy clara a la hora de prohibir estas barbaridades, cada año, surgen nuevos remedios milagrosos y médicos que nos prometen perder peso gracias a unas pastillas, generalmente elaboradas con plantas “naturales” muy útiles, pero casi siempre con efectos perjudiciales, algunos muy graves.

shutterstock_122646031Ninguno de los quemagrasa funciona por sí solo.

Por mucho que se empeñen en vendernos que adelgazaremos tomando salvado de avena, vinagre de sidra, chitosán, hierbas chinas o cualquier otro complemento “natural”, no es recomendable utilizar estas sustancias para perder peso, ya que como hemos comentado otras veces, el uso de ciertas sustancias puede ser incluso perjudicial.

¿Qué es perder peso de forma eficaz?

  • No perder peso de manera muy rápida, porque suele generar el llamado efecto “yoyó” recuperándolo rápidamente, incluso engordando algún kilo de más de los que teníamos antes de perder peso.
  • La pérdida de peso, debe ser a costa de grasa, y no de masa muscular o agua.
  • La pérdida de peso, se mantiene a lo largo de los años.
  • Ayuda a que el paciente aprenda a mantener una alimentación adecuada, sin cometer los errores que le llevaron a la situación de sobrepeso.
  • Mejora la salud y la calidad de vida.
  • No tiene efectos adversos.

La máxima autoridad europea en material de alimentación, la EFSA, no ha aprobado ninguna declaracion de salud para ningún alimento o complemento, con respecto a una supuesta capacidad para eliminar de forma específica la grasa corporal. Es decir, dichas declaraciones de salud son ilegales. Capítulo aparte merece el caso del glucomanano.

El glucomanano:

glucomananoEl glucomanano es un aditivo alimentario que proviene de las raíces tuberosas de la planta konjac (Amorphophallus konjac) y que no se produce de forma natural en los alimentos.

Se usa como emulsionante y espesante, pero también se vende en forma de complementos. La EFSA autorizó en 2010 la siguiente declaración de salud: «El glucomanano, en el contexto de una dieta restringida en energía, contribuye a la pérdida de peso». La declaración solo puede acompañar a alimentos que contengan un gramo de glucomanano por porción, siempre que se avise al consumidor de que el beneficio se obtiene con una ingesta diaria de tres gramos de glucomanano en tres dosis, tomadas antes de las comidas junto con 1-2 vasos de agua, en el contexto de una dieta hipocalórica y en adultos con un verdadero exceso de peso. Su efecto no sería «quemagrasas» sino que, dado que el glucomanano es un tipo de fibra dietética no digerible en el intestino delgado, ejercería un efecto de saciedad y reduciría la ingesta de energía.

En febrero de 2011 en la revista Obesity (Silver Spring), titulada: ‘Suplementos alimenticios para la pérdida de peso: revisión sistemática de las revisiones sistemáticas’. El trabajo evaluó el papel del glucomanano y no halló que presentara eficacia terapéutica. Concluyó que no hay evidencias plausibles que justifiquen que dicha sustancia produzca pérdidas de peso relevantes desde un punto de vista clínico.

Riesgos de usar quemagrasas para adelgazar:

Uno de los mayores expertos mundiales en el ámbito de la investigación científica, el profesor Edzard Ernst (quien tiene centenares de publicaciones a sus espaldas) concluyó en marzo de este mismo año lo siguiente: «Las ayudas alternativas para adelgazar son fraudulentas». Lo afirmó tras coordinar durante años, y mediante estrictos métodos científicos, investigaciones sobre una larga lista de ayudas alternativas para adelgazar.

Así, si los complementos «alternativos» para adelgazar no cumplen su objetivo, cualquier efecto adverso está del todo injustificado. ¿Cuáles son esos riesgos? El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM), en julio de 2013, advirtió que los «quemagrasas» o similares, además de ineficaces, pueden estar «contaminados con ingredientes de medicamentos». Esto último fue analizado con detalle por la dietista-nutricionista María Manera en este texto, que escribió en 2009 para EROSKI CONSUMER.

El NCCAM, en cualquier caso, añade que estos productos pueden «tener efectos secundarios dañinos». Encontramos un ejemplo en una revisión de la literatura publicada por Yellapu y colaboradores, que incluyó al fallo hepático agudo como uno de los posibles efectos secundarios de los «quemagrasas». Los riesgos, sin embargo, no acaban en el hígado, ya que se extienden al intestino, al corazón, al cerebro y un largo etcétera de órganos y sistemas corporales.

No vale la pena, en suma, depositar esperanzas en complementos o «ayuditas» que cuestan un dineral y pueden deteriorar nuestra salud. Para perder peso, en caso de estar indicado, hay que ir en primer lugar al médico, para que valore nuestro estado general y determine, entre otros aspectos, si necesitamos bajar de peso. En segundo lugar deberíamos acudir al dietista-nutricionista, ya que es el profesional sanitario capacitado e indicado para orientarnos con respecto a la pérdida de peso. No se debe descartar la posibilidad de recurrir a un psicoterapeuta. El éxito del tratamiento consiste en modificar la conducta alimentaria y eso puede ser algo complejo, ya que se mezclan múltiples aspectos psicológicos. Todo ello sin olvidar que, tal y como apuntan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, «el peso saludable no es una dieta, es un estilo de vida».
http://imeoobesidad.com/

 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

1.356 Visualizaciones desde Febrero 2018. -

About the Author

Marta Rey
- Blogger especializada en Salud de IMEO

Be the first to comment on "¿Quemagrasas?, ¡olvídalos!, son ineficaces y pueden resultar peligrosos para la salud."

Deja un comentario.

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es