Un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista médica Journal of the American Medical Association, llevado a cabo en Minneapolis (Estados Unidos), presenta la vitamina E como posible “fármaco” en el tratamiento del Alzheimer en fases iniciales.

Los expertosuplementos nos alertan de que las conclusiones aún no pueden darse como definitivas, pero sí parece que la Vitamina E, ya conocida por su potente acción antioxidante y su colaboración con el sistema inmunitario, podría utilizarse a dosis farmacológicas para frenan el declive cognitivo del Alzheimer en fases iniciales del desarrollo de la enfermedad. Como sabemos, algunas de las fuentes más abundantes de vitamina E son el aceite de oliva y otros aceites vegetales, las nueces, las semillas y cereales integrales y en menor medida las verduras de hoja verde. Sin embargo, parece que serían necesarias dosis de fármaco, muy por encima de las recomendaciones nutricionales, que se administraría en gran medida mediante suplementos nutricionales.

AltheimerEl estudio se llevó a cabo con 613 pacientes, la mayoría varones, y con una edad media de 79 años. Se les dividió en 4 grupos: tratados con memantina (inhibidor de la colinesterasa empleado habitualmente para el tratamiento de la enfermedad), suplementados con vitamina E, vitamina E + memantina y placebo. La dosis empleada de vitamina E fue de 2000 unidades internacionales por día (UI/d), lo que supone unas 100 veces la cantidad diaria recomendada de esta vitamina liposoluble. El efecto beneficioso se observó únicamente en el grupo que consumió exclusivamente vitamina E, sin combinarla con ningún fármaco. Este hallazgo es aún incierto para los expertos, que todavía no pueden dar una explicación concluyente al respecto. Lo que resultó claro es que los sujetos que tomaron exclusivamente vitamina E se encontraron mejor y tardaron más tiempo (6,2 meses más) en sufrir el deterioro cognitivo característico del Alzheimer.
vitamina-ELa conclusión más importante del estudio según los investigadores es que de confirmarse este hallazgo podría mejorar la evolución de una enfermedad tan compleja como es el Alzheimer, que afecta hoy en día a 35 millones de personas; se estima que esta cifra se triplicará en 2050 debido al aumento de la esperanza de vida. Además de otorgarle una nueva oportunidad a la vitamina E, que ya se postulaba como apta para el tratamiento del deterioro cognitivo hasta que en 2005 un metaanálisis alertó de diversos efectos adversos. A día de hoy se vuelve a reconocer su eficacia y seguridad.
 

Si quieres información sobre cualquiera de nuestros tratamientos para perder peso, puedes pedir información sin compromiso rellenando este formulario de contacto y aprovecha las excelentes posibilidades de financiación que ofrecemos. También puedes contactar con nosotros en el 91.737.70.70 o en consultas@imeo.es

imagen contacta con imeoobesidad